twitter
facebook
marca
home
vida
casa
sobre
Seguros 11/02/2019 | Buenafuente
Cómo se calcula el seguro del auto y qué hacer para ahorrar
Descubrí cuáles son los factores que toman en cuenta las compañías a la hora de calcular el precio de la prima de un seguro.

mas leidas

Es común sorprenderse con las diferencias de precios existentes para los seguros de autos, pues muchas veces los conductores no comprendemos los motivos por los cuales, entre dos propietarios de un coche de igual marca, versión y modelo, uno paga más que el otro por idéntica cobertura en la misma asegurada. Por eso, para aclarar las dudas, en la nota de hoy explicaremos qué factores toman en cuenta las compañías a la hora de calcular el precio de la prima de un seguro. A su vez, detallaremos algunos trucos que nos ayudarán a ahorrar en el seguro automotor.
 
¿Cómo se calcula el seguro de un auto?
 
El precio del seguro de automóvil es único para cada automovilista, porque las aseguradoras analizan una serie de factores para determinar el nivel de riesgo para cada conductor en particular. Además, el precio estará determinado por el tipo de cobertura seleccionada y el valor del automóvil. A continuación, enumeramos las variables más influyentes al momento de calcular el valor de la prima del seguro.
 
1. El perfil del titular
 
Basándose en estadísticas de siniestros vehiculares, las instituciones consideran, por ejemplo, que los conductores menores de 25 años tienen más probabilidades de sufrir un siniestro que aquellos que cuentan con más experiencia al volante, por lo que el seguro será a priori más costoso para los primeros. Además, el sexo del conductor también es relevante, pues en principio una mujer pagará menos por el seguro que un hombre, ya que según las estadísticas que maneja el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), en los accidentes donde participan ambos sexos, son más veces las que los hombres son los responsables.
 
En ocasiones, a las compañías les interesa la antigüedad del carnet de conducir más que la edad concreta del solicitante. Esto se debe a que mientras mayor sea la experiencia como conductor, las aseguradoras consideran menores las probabilidades de siniestralidad. De igual modo, también se tendrá en cuenta el historial del conductor, pues a más cantidad de multas o accidentes, mayor será el monto a pagar por el seguro.
 
En conclusión, es probable que un adulto con demostrable experiencia al frente de un volante abone menos por el seguro que un automovilista novato. Menos pagará aún si es mujer y si está casada, ya que por cuestiones estadísticas, los casados obtienen seguros más baratos que los solteros o viudos.
 
2. Las características particulares del coche a asegurar
 
Este es uno de los factores que sin dudas más peso tienen en el momento en que una empresa calcula el seguro. Hablamos de detalles tales como la marca, modelo, tamaño de motor, la clase de combustible que utiliza y el kilometraje. En este sentido, el seguro tendrá un valor más elevado para los automóviles de mayor valor, porque se cubrirán mayores montos al momento de proceder con las indemnizaciones correspondientes.
 
La cantidad de kilómetros recorridos le marca a la compañía si el conductor usa mucho o poco el coche: a más uso, más probabilidades de siniestros hay y, por ende, mayor será el costo a pagar por el servicio. Ahora bien, también entra en juego el año en que ha sido matriculado el auto, ya que el valor del seguro es mayor para un auto usado que para uno 0Km.
 
Podemos destacar también, que mientras más potente sea el coche, más costoso será el seguro, ya que, según las aseguradoras esto incrementa las posibilidades de siniestros y aumenta, a su vez, la gravedad de los daños consecuencias de los mismos.
 
Por último, notamos que las compañías toman en cuenta las probabilidades de que el auto asegurado sufra un robo total. En relación a este tema, y en base a las estadísticas con respecto a los autos más robados en el año 2017, podemos adelantar que modelos como el Volkswagen Gol y el Chevrolet Corsa -que juntos componen el 15% de los coches robados en dicho año- se encuentran en desventaja en este punto. Por el contrario, los vehículos marca Nissan o Honda tienen índices de robo reducidos, lo que podría significar una baja en el precio del seguro.
 
3. Localidad de residencia
 
El valor del seguro varía según la localidad en la que vive quien solicite el servicio. Existen en nuestro país zonas consideradas de alto riesgo, zonas de riesgo medio y zonas de bajo riesgo. Esto se determina en base a las estadísticas de siniestros viales por ubicación geográfica.
 
Concretamente, en Argentina abonará considerablemente más por el seguro un automovilista de la Ciudad de Buenos Aires o del conurbano que un vecino de Luján; en estos casos la diferencia de precio puede llegar a superar el 80%. Es entendible que el precio se modifique de tal forma en base a la zona, pues según la información brindada por un vocero de Answer Seguros (importante aseguradora perteneciente a Sura Seguros) cada diez inconvenientes de sus asegurados, siete provienen del conurbano bonaerense. En síntesis, un automovilista que habita en una localidad de mucha congestión y altos índices de criminalidad obtendrá un seguro automotor más caro que el que circula por zonas geográficas con tráfico e índices más bajos.
 
4. Sitio de estacionamiento nocturno
 
En muchos casos la persona encargada de cotizar el seguro vehicular le consultará al solicitante acerca de cuál es el lugar en el que el auto pasa las noches. La causa es que los automóviles que duermen en la calle tienen un riesgo más alto de sufrir robos o daños que los que son guardados en garajes o cocheras. En este punto, puede resultar tentador engañar a la aseguradora para pagar un precio más bajo por el seguro, hecho que no recomendamos, ya que esto puede significar la no cobertura de la compañía ante un siniestro ocurrido durante la noche.
 
5. La clase de cobertura contratada
 
En Argentina existen básicamente cinco tipos de coberturas. A continuación, demostraremos a través de un ejemplo cómo influyen cada una de ellas en el precio final del seguro.
 
Supongamos que el propietario de una Toyota Hilux 0Km valuada en aproximadamente $1.100.000 residente en Capital Federal, soltero y de 40 años, quiere contratar un seguro. Según la cotización del día de la fecha en una importante aseguradora nacional, este abonará mensualmente $1.190 por un seguro de responsabilidad civil, $8.675 por una cobertura contra terceros completa, $10.198 por un seguro de terceros completo full, $10.579 por un seguro terceros full + granizo y $11.446 por un seguro contra todo riesgo.
 
* Lo citado es un ejemplo que tiene como finalidad demostrar la influencia de la cobertura contratada en el valor del seguro. Recuerde que el precio es único para cada conductor, por lo que, para saber cuanto cuesta el seguro será indispensable que cotice su auto en las diferente aseguradoras.
 
 ¿Qué se puede hacer para ahorrar en el seguro del auto?
 
Una vez que se ya sabe cuál es el modo en que las aseguradoras calculan los seguros, es bueno conocer algunos trucos disponibles para lograr un ahorro en el seguro automotor.
 
1. Comparar los precios en diferentes aseguradoras
 
El valor de la misma cobertura puede variar considerablemente de una aseguradora a la otra, por lo que recomendamos cotizar en al menos cinco empresas. A su vez, es aconsejable recurrir a diferentes fuentes, es decir, cotizar con productores, directamente con las compañías y por Internet a través de las calculadoras de precios de seguros, que son herramientas con las que podrá cotizar el servicio para su coche en varias aseguradoras de manera simultánea.
 
De esta forma, podrá identificar cuál es la mejor oferta y optar por la más barata con respecto a precio y calidad. Recordemos que, según las normativas establecidas por el gobierno nacional, todo automovilista debe tener como mínimo un seguro de responsabilidad civil, lo que lleva a que el mercado sea muy competitivo y las empresas intenten ganar clientes mejorando continuamente sus precios en comparación a su competencia.
 
2. Optar por seguros con franquicia
 
La franquicia es la suma de dinero que el asegurado asume en caso de un siniestro. Esto lleva a que el mismo afronte las consecuencias leves de un siniestro y sea la compañía la que responda cuando los costos sean más elevados. La ventaja de elegir un seguro con franquicia es que se puede acceder a una cobertura completa obteniendo un precio más bajo. Según las comparaciones realizadas, un seguro con franquicia puede resultar entre un 15% y un 40% más económico que uno sin.
 
3. Adquiera un auto económico de asegurar
 
Una buena forma de ahorrar en el seguro vehicular es realizar una investigación previa a la compra del coche, es decir, puede conocer el precio del seguro antes de comprar y de este modo saber de antemano que dicho costo se adapta óptimamente a su economía mensual. Recuerde que mientras menor sea el valor, el tamaño y la potencia del auto, menor será el costo de la prima.
 
4. Solicite descuento por no siniestralidad
 
Llegado el momento de renovar el seguro, numerosas compañías ofrecen a los conductores que no hayan sufrido siniestros durante la vigencia de la póliza un descuento en el valor a pagar por el servicio durante el nuevo período de vigencia. Este tipo de beneficio suele incluirse como un adicional, por lo que, no todas las compañías cuentan con él. Dentro del mercado argentino algunas de las aseguradoras que lo ofrecen son HDI Seguros, MAPFRE, Caruso, Rivadavia y Liderar, entre otras.
 
5. Reducir el riesgo de robo
 
Como dijimos, a partir del análisis de riesgo que realizan las compañías es que se calcula el precio del seguro, por lo que si el auto cuenta con alarma y/o con un sistema de rastreo satelital como lo es Lo Jack -que permite conocer la ubicación del coche en caso de este haya sido sustraído- algunas aseguradoras ofrecerán un descuento en el valor de la prima. Esta alternativa resulta de gran ayuda si se encuentra en una de las llamadas zonas de alto o mediano riesgo.
 
6. Contratar coberturas simples si se tiene un auto antiguo
 
A medida que los coches son más antiguos, las coberturas completas como el seguro contra todo riesgo dejan de ser rentables, puesto que el valor del vehículo se va depreciando en promedio un 20% cada año. Esto quiere decir que ante una pérdida total la indemnización será muy baja y, además, es probable que ante un siniestro los costos de reparación superen el porcentaje en el cual se considera la pérdida total del auto, por lo que la cobertura contra todo riesgo en estos casos carece de sentido y se habrá estado abonando una prima elevada por un servicio que en definitiva no resulta conveniente.
 
7. Asegurar más de un bien en una misma compañía
 
La mayoría de las aseguradoras cuentan con productos de protección para más de un tipo de bien, es decir que es posible contratar por ejemplo el seguro para el automóvil y para el hogar en una misma empresa. Resulta común que para esos casos se ofrezcan descuentos por la contratación de paquetes de seguros.
 
Conclusión
 
Son muchas las variables que afectan al momento de calcular un seguro de auto. Sin embargo, conocerlas le ayudarán a encontrar maneras de ahorrar algunas de las cuales hemos detallado en este artículo. Cuando compare, en ocasiones encontrará grandes diferencias entre los precios ofrecidos por las compañías para un mismo producto y es por ello que consultar más de una alternativa se vuelve fundamental para encontrar el mejor precio para su seguro.

Fuent: Los Andes

Compartir facebooktwitterlikedin
sobresobre
DEJE SU COMENTARIO
Agregar Comentario
NOMBRE   
Foto
E-MAIL  
TITULO  
COMENTARIO  
CÓDIGO
 
marca
Copyright 2000-2012 Buenafuente.com - All rights reserved - Normas de confidencialidad y privacidad