twitter
facebook
marca
home
vida
casa
sobre
Seguros 04/11/2019 | Buenafuente
Proyectar el futuro a través de la mirada de nuestros hijos
Como padres, es nuestra responsabilidad velar por el bienestar y la seguridad de nuestros hijos, a fin de que desarrollen todo su potencial. Por ello, debemos cuidar también qué pasaría con ellos si les llegásemos a faltar.

mas leidas

Una de las formas más puras del amor es el que sentimos por nuestros hijos. Es profundo e incondicional. Sabemos que su futuro depende en gran medida de nosotros y queremos, por lo tanto, hacer todo por ellos.
 
Muchas veces, sin embargo, no lo hacemos. La gran mayoría de las personas, madres y padres de familia, no piensa que algún día podría llegar a faltar, o que un accidente podría dejarlos en una situación de incapacidad para seguir generando los ingresos necesarios para mantenerlos.
 
Esto suele darse cuando la cultura de la prevención no ha calado en el seno de la familia y se piensa que este es un escenario improbable. Nada más alejado de la realidad. La chances son altísimas. Por tal motivo, deberíamos tomar previsiones y las económicas son fundamentales. Ante una fatalidad ¿Quién los va a mantener? ¿Quién pagará su educación? ¿Qué sucedería en caso de una invalidez total y permanente? Todas estas preguntas tienen respuestas.
 
No, a nadie le gusta pensar que podrían suceder cosas malas. Pero desafortunadamente suceden, porque no tenemos la vida comprada. Si no la tenemos en orden, los más perjudicados van a ser ellos. Por eso hay que planear, para que en el caso de que suceda lo peor, estén protegidos.
 
Nuestros hijos representan una responsabilidad no sólo moral sino también financiera —aspecto que es muy importante porque de él depende su calidad de vida. La falta de planeación y la poca cultura de previsión pueden tener consecuencias desastrosas para ellos. Por ejemplo, podrían crecer con la persona inadecuada o simplemente con alguien que no quiere cargar con esa responsabilidad. Pueden vivir así en un ambiente en el que son considerados como intrusos, o en el cual se sientan rechazados.
 
 
Por ello si amamos a nuestros hijos tanto como decimos, seguro que no nos gustaría que jamás se vieran en una situación así. En nuestras manos está evitarlo, a través de estrategias de protección y previsión financiera.
 
No es tan difícil hacerlo. Solo tenemos que pensar en un seguro de vida que les garantice continuar con su nivel de vida y educación el día que ya no estemos. Como padres somos responsables de garantizar que nuestros hijos cuenten con los medios suficientes para salir adelante, pase lo que pase.
 
En este sentido, el instrumento ideal es el seguro de vida, que cubra también invalidez. En este sentido, hay varios tipos de seguros de vida y distintas estrategias de cobertura que podríamos aplicar. Las opciones que ofrece el mercado son diversas y de las más variadas, buscando siempre aquella que se ajusta a nuestra necesidad.
 
Pensar en asegurar el futuro de nuestros hijos no es opcional, debemos hacerlo y quedarnos con la tranquilidad de haber hecho lo correcto y de haber pensado siempre en el bienestar de ellos.

Compartir facebooktwitterlikedin
sobresobre
DEJE SU COMENTARIO
Agregar Comentario
NOMBRE   
Foto
E-MAIL  
TITULO  
COMENTARIO  
CÓDIGO
 
AAIP RNBD marca
Copyright 2000-2019 Buenafuente.com - All rights reserved - Normas de confidencialidad y privacidad