twitter
facebook
marca
home
vida
casa
sobre
Seguridad Vial 02/12/2019 | Buenafuente
Tragedia en la Ruta 2: Errores humanos que cuestan vidas
Nuevamente una tragedia evitable nos entristece. Un micro que transportaba chicos de entre 11 y 13 años, de una escuela de Benavídez. Dos niñas murieron y hubo al menos 10 heridos graves. Iban San Clemente, por su viaje de egresados. Lo que tenía que ser una fiesta se transformó en puro dolor. 

mas leidasNuevamente una tragedia evitable nos entristece. Un micro que transportaba chicos de entre 11 y 13 años, de una escuela de Benavídez, provincia de Buenos Aires, volcó a las 6:30 de la mañana a la altura del kilómetro 141 de la ruta 2. Hasta el momento se sabe que dos niñas murieron y hubo al menos 10 heridos graves. Salieron a las 3:30 hs. rumbo a San Clemente, por su viaje de egresados. Lo que tenía que ser una fiesta se transformó en puro dolor.

Resulta importante analizar lo sucedido para aprender de la experiencia y procurar no repetirla.
 
     Si bien las pericias deberán confirmar las causas del siniestro, puede pensarse en el error humano como la causa principal, ya que la ruta no ofrecía inconvenientes y había plena visibilidad en ese momento.
 
     Entonces, ¿Por qué el chofer perdió el control del micro al volantear bruscamente?
 
     ¿Se quedó dormido? La razón más común de un hecho de estas características, alguien que realiza una maniobra brusca inesperada, suele ser que el conductor se adormila y pierde el control de la dirección,  al recuperar la atención plena se sorprende e  intenta corregirla  bruscamente. Nuestro ritmo biológico predispone al sueño en la madrugada y si no se cubre esa necesidad, el sueño puede irrumpir sorpresivamente. Y aunque sean 5 o 6 segundos de circular a ciegas resultan suficientes para perder el control del vehículo. Por eso se aconseja realizar los viajes durante el día y descansar adecuadamente antes de emprender el viaje. Esta situación puede suceder también cuando se sufre de trastornos de sueño y/o cuando se está bajo efectos de drogas ilegales o medicamentos que pueden producir somnolencia.
 
     ¿Circulaba a excesiva velocidad? La máxima permitida allí, para un micro es 90 Km/h.  Esta cuestión reviste más importancia todavía cuando es de doble piso, con un centro de gravedad más alto y por lo tanto más sensible a cambios bruscos de dirección. Siempre, respetar las velocidades máximas salva vidas.
 
     ¿Los pasajeros tenían ajustados sus cinturones de seguridad?
 
     Lamentablemente, la falta de uso del cinturón de seguridad habría causado los desenlaces fatales en este hecho, como en tantos siniestros ocurridos con anterioridad que involucraron micros de larga distancia.  Ante un choque o vuelco, el cinturón de seguridad es el principal salvavidas para evitar golpearse al salir despedido del asiento y hasta del vehículo por la fuerza de la inercia. Pese a ser obligatorio su uso en los micros, los choferes no suelen advertirlo, lo que hoy también es obligatorio, y la mayoría de las personas no suelen colocárselo. Probablemente, los docentes acompañantes tampoco fueron conscientes de la importancia de su uso.

Por Luchemos por la Vida Asociación Civil

Compartir facebooktwitterlikedin
sobresobre
DEJE SU COMENTARIO
Agregar Comentario
NOMBRE   
Foto
E-MAIL  
TITULO  
COMENTARIO  
CÓDIGO
 
AAIP RNBD marca
Copyright 2000-2019 Buenafuente.com - All rights reserved - Normas de confidencialidad y privacidad