twitter
facebook
marca
home
vida
casa
sobre
Seguros 16/03/2020 | Buenafuente
Por qué mueren tantos jóvenes en el tránsito
Los siniestros de tránsito son la principal causa de muerte de los jóvenes de entre 15 y 34 años de edad. En Argentina, más de 3.000 perdieron la vida en 2019. Mueren más por esta causa que por cualquier tipo de enfermedad. El 71% de ellos son varones.

mas leidas

Hace pocos días, la muerte de una joven promesa olímpica, el atleta lanzador de jabalina Braian Toledo, de 26 años, conmocionó al mundo del deporte argentino. Al volante de su moto, tomó a alta velocidad un lomo de burro y salió volando para caer contra el asfalto, arrastrado por la fuerza de la inercia más de 45 m. Esta noticia impactó fuertemente porque se trataba de un joven reconocido por los medios deportivos, pero todos los días jóvenes argentinos mueren a lo largo y ancho del país en el tránsito, un alto porcentaje de ellos al volante de una moto.
 
Los siniestros de tránsito son la principal causa de muerte de los jóvenes de entre 15 y 34 años de edad. En Argentina, más de 3.000 perdieron la vida en 2019. Mueren más por esta causa que por cualquier tipo de enfermedad. El 71% de ellos son varones.

Conductores de riesgo al volante
 
Según estudios internacionales, a igual cantidad de kilómetros recorridos, los adolescentes conductores se ven envueltos en tres veces más cantidad de siniestros fatales que todos los conductores.
 
Los jóvenes conductores:
 
Protagonizan tres veces más accidentes que los conductores mayores.
Son causantes o responsables principales de la mayoría de los hechos que sufren.
Cometen más errores que los mayores.
Protagonizan más accidentes uni-vehiculares.
Conducen más frecuentemente a excesiva velocidad y/o alcoholizados.

Causas psicofísicas de su vulnerabilidad
 
     ¿Cuáles son las razones para su vulnerabilidad? No es una cuestión de habilidades. Ellos se encuentran en un momento óptimo de su desarrollo físico. Sus capacidades mentales y físicas se desarrollaron “casi” totalmente. Sus respuestas perceptivas y motrices, reflejas y voluntarias, son óptimas. Sus aptitudes para aprender a maniobrar el vehículo son las mejores. Sin embargo, se accidentan más que los mayores.
 
Características psicológicas de su vulnerabilidad
 
     Los adolescentes se hallan en un momento de cambios psico-biológicos profundos que generan inestabilidad emocional. Ciertas características atentan contra su seguridad:
 
-  Rebeldía. Se mueven en el mundo en la búsqueda y afirmación de su propia identidad adulta, diferente de la de sus mayores. Esto los lleva, muchas veces, a confrontar con ellos y a actuar por oposición.
 
-  Influenciabilidad. La identificación con el grupo de pares es fuerte y, para muchos, determinante en el actuar, más allá de los consejos que escuchen de los adultos. Pertenecer al grupo les confiere una transitoria identidad. La palabra del par puede pesar más que el "deber ser".
 
-  Omnipotencia. No quieren escuchar hablar de riesgos, de precauciones, de límites, de peligro de muerte. Lo sienten como un recorte a la propia libertad y omnipotencia. Ellos sobreestiman sus capacidades y posibilidades. Usar el cinturón de seguridad, controlar la velocidad o no beber alcohol es sentido como limitaciones a su ser. Los riesgos y la posibilidad de morir son negados. La muerte está muy lejos. Creen que tienen toda una larga vida por delante.
 
 Características biológicas
 
     Su inmadurez biológica puede alentar comportamientos riesgosos:
 
- Menor tolerancia hepática al alcohol. Las enzimas hepáticas, encargadas de la metabolización del alcohol son menos en los más jóvenes y en las mujeres con respecto a los varones, esto explica que los efectos de la intoxicación alcohólica sean más intensos y duraderos en los jóvenes con respecto a los adultos.
 
- Razones hormonales. Algunos estudios recientes avalarían la tesis que, en los varones, principales involucrados en los siniestros de tránsito, los altos niveles de testosterona los impulsaría a la acción y a la búsqueda de desafíos, así como a conductas agresivas.
 
- El cerebro aún en desarrollo. Estudios de los últimos años han demostrado que el cerebro continúa madurando y desarrollándose significativamente durante la adolescencia y hasta principios de la edad adulta. Se ha identificado que una región específica del cerebro, llamada amígdala, responsable de las reacciones instintivas incluyendo el temor y el comportamiento agresivo se desarrolla temprano. Sin embargo, la corteza frontal, el área del cerebro que controla el razonamiento y nos ayuda a pensar antes de actuar, se desarrolla más tarde. Esta parte del cerebro va cambiando y madurando hasta bien entrada la edad adulta. Este y otros cambios del cerebro en desarrollo explicarían también muchos de los comportamientos impulsivos y agresivos de los jóvenes.
 
Factores sociales que los dejan desprotegidos.
 
      La falta de modelos parentales seguros y la tolerancia de muchos padres a los comportamientos riesgosos de sus hijos, tales como beber alcohol a edad temprana y en exceso, o involucrarse en riñas, tal vez porque ellos lo hicieron, no contribuyen a educarlos en seguridad.
 
      La falta de educación vial en las escuelas primarias y secundarias para que sean concientes del sistema del tránsito, sus riesgos y de sus responsabilidades, antes de llegar a conducir todo tipo de vehículos.
 
    La escasez y/o ausencia de controles eficaces y sanciones efectivas a los conductores de riesgo, bajo efectos del alcohol, a excesiva velocidad, las corridas de carreras en la vía pública, el no uso de cascos o cinturones de seguridad, no contribuyen a mejorar la seguridad de los jóvenes.
 
     La pérdida de más de 30.000 vidas que tenían todo por vivir en los últimos 10 años en nuestro país resultan un llamado desesperado a cuidar de ellos especialmente con acciones públicas imprescindibles.
 
     Los programas educativos de ONG, como el programa “Conduciendo Por la Vida” deben ser apoyados y difundidos por el Estado, y este debe asumir también un compromiso activo integral y sostenido para el cuidado de la vida de este grupo en el sistema del tránsito.

Por: Luchemos por La Vida

Compartir facebooktwitterlikedin
sobresobre
DEJE SU COMENTARIO
Agregar Comentario
NOMBRE   
Foto
E-MAIL  
TITULO  
COMENTARIO  
CÓDIGO
 
AAIP RNBD marca
Copyright 2000-2019 Buenafuente.com - All rights reserved - Normas de confidencialidad y privacidad