twitter
facebook
home
vida
casa
sobre
Súperconectados: la adicción en versión 2.0
Para muchos estar conectado a la vida digital ha pasado de una necesidad a una costumbre, mientras que para otros se ha convertido en una verdadera patología.

En la actualidad Internet ocupa una gran parte de nuestras vidas, a veces por trabajo, por estudio, por diversión y hasta por soledad. Hace algunos años estar en la red solo era posible en determinados lugares, hoy estar on line es accesible para más personas y en cualquier lugar que desee. Estar conectado, e interactuar con el mundo se ha vuelto una necesidad, para muchos ya es una costumbre el permanecer conectados y disponibles las 24 hs, mientras para otros se ha convertido en una verdadera  adicción.
 
Según la Organización Mundial de la Salud una adicción es una enfermedad física y psicoemocional. En el sentido tradicional es una dependencia hacia una sustancia, actividad o relación, pero en la actualidad se acepta como adicción, cualquier actividad que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a conductas compulsivas y perjudique su calidad de vida y, como consecuencia, de quienes lo rodean.
 
Existen adicciones que tenemos bien identificadas, por ser las más “publicitadas”, como por ejemplo al alcohol, marihuana, cocaína, psicofármacos, por nombrar algunas, este grupo pertenece a las relacionadas con sustancias químicas. También existen las que no las poseen como ser la adicción al juego, al sexo, la pornografía, la televisión, el trabajo o la comida, esta última es recientemente mas tenida en cuenta como una adicción y/o enfermedad del tipo de desorden alimenticio, pero existe también la adicción a las nuevas tecnologías e Internet.
 
La telefonía móvil, las consolas de videojuegos o juegos on line y las redes sociales están provocando hoy en día numerosos casos de dependencia tanto en niños, como en adolecentes y adultos. Dando origen a un tipo de adicciones completamente distintas a todas las ya mencionadas
 
Esta patología forma parte de las denominadas adicciones comportamentales o adicciones sin drogas. El uso abusivo de estas herramientas ha hecho que muchas personas encuentren en ellas un refugio que los aleja de sus problemas emocionales o familiares.
 
Enrique Echeburua, catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad del País Vasco,  en su libro Adicciones sin droga cuenta que Internet constituye una tecnología que ha impactado especialmente a las personas jóvenes y les ha proporcionado muchos beneficios. Pero algunas personas llegan a  estar obsesionadas con Internet, se muestran incapaces de controlar su uso y pueden poner en peligro su trabajo y sus relaciones.
 
El concepto de “adicción a Internet” se propone como una explicación para comprender la pérdida de control y el uso dañino de esta tecnología. Los síntomas de la adicción a Internet son comparables a los manifestados en otras adicciones y se requiere de un tratamiento adecuado para salir de ella, seguido de un programa de prevención de recaídas.
 
Los jóvenes que se encuentran en situación de riesgo son aquellos que han crecido en un ambiente familiar poco propicio para su desarrollo, que poseen una baja autoestima y que tienden a huir de un mundo adulto que les resulta hostil refugiándose en estas nuevas forma de comunicación evitando las que son de orden interpersonales.
 
Si bien las nuevas tecnologías han abierto un campo muy amplio en cuanto a posibilidades de comunicación, trabajo, conocimiento y acercamiento a relaciones con el mundo y en su gran mayoría con experiencias positivas, también implican riesgos. El problema no se encuentra en la tecnología en si misma sino en el uso que las personas hacen de ella. Este fenómeno sigue siendo relativamente reciente y aun son pocos los estudios que proporcionan herramientas certeras para prevenir y mitigar la aparición de  estas conductas. Por esto es importante estar atentos a ellas, detectarlas y pedir ayuda a tiempo.
 
Llevándolo más al plano cotidiano, es muy común ver grupos de personas sentadas a la mesa de un restaurant, donde supuestamente se han convocado para interactuar entre ellos, con sus celulares en la mano contestando llamadas o mensajes, como así también navegando por internet. Una escena que también es reconocida por todos es la de los chicos mostrándose unos a otros mensajes o imágenes en sus celulares en vez de contárselas o padres, en la fila para entrar al cine, con un niño en una mano y el celular en la otra. Niños conectados a sus consolas de video juegos y computadoras más de 4 horas al día.
 
Estas son solo algunas de las situaciones que generamos y con las cuales nos encontramos en nuestros días, está en nosotros cambiar estas conductas, no sólo para dar un mejor ejemplo a nuestros hijos, sino también, para generar un mejor encuentro con los otros.
 
Mejor desconectate para conectarte.
 
Datos útiles
Reconectarte es un Centro de Tratamiento para Adicciones a Internet
http://www.reconectarse.com.ar/
El libro “Adicciones sin droga, nuevas adicciones” de Enrique Echeburúa de Editorial: DESCLEE
 
 
Ileana Mato con información Organización Mundial de la Salud,  Psicodiagnosis España, Adicciones sin droga de Enrique Echeburúa, y  Reconectarte.

Compartir facebooktwitterlikedin
sobresobre
DEJE SU COMENTARIO
Agregar Comentario
NOMBRE   
Foto  
E-MAIL  
TITULO  
COMENTARIO  
 
marca
Copyright 2000-2012 Buenafuente.com - All rights reserved - Normas de confidencialidad y privacidad