Las 5 tendencias aseguradoras que veremos en 2022

Hay algunos fenómenos negativos que se prevén para el año siguiente, que son parte de los estragos que ha dejado esta pandemia.

Estamos a solo unos días del final de 2021, un año en el que se matizaron los estragos económicos y emocionales que dejó la pandemia Covid-19 . Durante este período, las aseguradoras se han enfrentado a una situación atípica, en la que el sector presentó una contracción de 2.8% para el primer trimestre de 2021, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). Además de que en las pólizas de seguros de vida y gastos médicos, los incidentes reportados fueron mayores a los que comúnmente se registraban.

Al final, la pandemia ha dejado grandes lecciones para todos los sectores, en el caso de las aseguradoras deben evaluar y considerar este tipo de riesgos para evitar pérdidas de cara a retos futuros.

Afortunadamente para el mercado de seguros, las perspectivas para 2022 parecen alentadoras. Según un estudio realizado por el Swiss Re Institute, la demanda global de seguros puede crecer hasta un 3,9%, lo que podría significar uno de los repuntes más rápidos de la industria. En cuanto al cierre del año 2021, podría terminar con un crecimiento del 3,3%.

Sin embargo, no todo son noticias alentadoras, también hay algunos fenómenos negativos que se esperan para el próximo año, que son parte del caos que ha dejado esta pandemia.

Ahorraseguros.mx , cotizaciones de seguros que en alianza con algunas aseguradoras, ha logrado identificar las tendencias que marcarán a este sector para el próximo año. Algunas de las más relevantes son:

Percepción positiva de los seguros tras la pandemia . La pandemia implicó fuertes gastos imprevistos de médicos, hospitalización, medicinas, estudios, tratamientos, etc. y en algunos casos gastos funerarios. En la mayoría de los casos, estas sumas superaron las finanzas de los afectados, por lo que hoy algunos no han podido retomar su estabilidad económica. Ante esto, la tendencia hacia la prevención es cada vez más importante y la contratación de pólizas como seguros de vida y grandes gastos médicos son cada vez mayores y más usuarios los perciben como servicios necesarios.

Optimización de procesos para una industria 100% digital . Ante una era tecnológica, los usuarios empiezan a solicitar información o contratar servicios de forma inmediata y que pueden ser accesibles en cualquier parte del mundo. Para ello, las compañías de seguros deben implementar procesos que permitan al usuario realizar cualquier tipo de trámite que normalmente se realiza en sucursales, a través de plataformas como apps, páginas web, etc., y ofrecer contratos de seguros sin tantas complicaciones, optimizando así procesos tradicionales para migrar a un entorno más automatizado y digital.

Innovación en pólizas de seguros : Las compañías de seguros deben plantearse desarrollar pólizas más especializadas y enfocadas a las necesidades reales de los usuarios, para ello deben conocer los intereses de los usuarios y ofrecer alternativas innovadoras. De igual forma, se recomienda que estos seguros cuenten con diferentes opciones de planes para que se adapten al estilo de vida del asegurado.

Inflación : Este fenómeno se espera que continúe a nivel mundial, según el Swiss Re Institute, se espera que el costo de las primas aumente en 2.8%, considerando que en 2020 hubo un incremento de 1.5 por ciento.

Finalmente, las tendencias apuntan fuertemente a las pólizas de seguros de vida, en concreto este seguro muestra una previsión de crecimiento del 4% en 2022. Por su parte, los seguros contra riesgos o ahorros podrían beneficiarse del efecto de la pandemia y superar los 3.000 millones de primas globales.

Para 2022, se espera una perspectiva positiva para el mercado de seguros, donde debe continuar esforzándose por brindar la mejor experiencia de usuario y enfocarse en las pólizas que realmente necesita. De la misma forma, su trabajo seguirá enfocándose en promover una cultura de prevención para que cada vez más personas conozcan la importancia de contar con un apoyo económico para amortiguar los gastos en caso de imprevistos como fallecimientos, choques, enfermedades, accidentes, etc.

Fuente: Entrepreneur