Seguros contra granizo

En los últimos años el cambio climático azotó al planeta. Desde fuertes sequías, lluvias, vientos intensos, hasta piedra. En esta nota te presentamos los aspectos importantes del llamado “seguro contra granizo”.

La situación meteorológica del país se encuentra en constante cambio. En efecto, donde antes no se registraban lluvias, ahora puede granizar sin previo aviso. En este marco, la provincia de Córdoba no es la excepción.

De acuerdo a la economía argentina, no hay un incremento monetario importante entre contar con una cobertura para estos casos particulares y no tenerla, sobre todo estableciendo una comparación con los altos costos para reparar estos siniestros.

Asimismo, es vital remarcar la tranquilidad que significa contratar un seguro contra granizo a la hora de movernos, o estacionar el vehículo. La calma brindada al contar con una póliza afín, estará sin lugar a dudas respaldada por el asesoramiento de un Productor Asesor de Seguros (PAS), quien transforma la incertidumbre en certeza.

En el caso de automotores es preciso tener en cuenta que, al contratar sólo las denominadas “coberturas totales”, no se estará cubierto ante la reparación por daños ocasionados por la caída de granizo.

Por ello, para disponer de una protección mayor, se deberá especificar en póliza la cobertura de “daños parciales”, ya sea hasta un monto fijo o porcentual especificado en la misma, o bien indicar la cobertura hasta la suma asegurada del vehículo.

Ante esto, desde la Asociación de Productores Asesores de Seguros de Córdoba, se aconseja verificar dicha cobertura con un profesional idóneo del sector asegurador, para de ese modo tener la tranquilidad de estar protegido.

Por otro lado, con los seguros de “todo riesgo”, se protege el rodado por el total de la suma asegurada del vehículo. No obstante, es fundamental además consultar por la cobertura de uno o más acontecimientos anuales. En este tipo de póliza generalmente no se activa la utilización de la “franquicia o deducible”.

Pues bien, antes de continuar, resulta importante aclarar la definición del término mencionado anteriormente, el cual se entiende como la cantidad o porcentaje de dinero establecido en una póliza, cuyo valor ha de superarse para que la aseguradora pague un reclamo.

En otro orden de cosas, para el sector agropecuario, es en extremo trascendental tener protegidos los cultivos ante la caída de granizo. La indemnización solo procederá cuando el daño sobre la superficie afectada por el siniestro supere la franquicia o deducible establecido previamente.

En este tipo de casos es fundamental chequear la zona de cobertura geográfica, considerando que no se encuentre dentro de las áreas excluidas.

Finalmente, cabe destacar que las coberturas en los campos cuentan con ampliaciones adicionales a la básica de granizo, algunas de ellas son:

  • Cobertura adicional de incendio para rastrojos.
  • Cobertura adicional de heladas para cultivos de verano.
  • Cobertura adicional de heladas tardías para cultivos de invierno.
  • Cobertura adicional de viento.
  • Cobertura adicional de resiembra.
  • Cobertura adicional de reintegro de gastos de siembra.

Con lo expuesto se puede argumentar que los cambios climáticos no avisan, por ello es importante proteger el patrimonio ante pérdidas ocasionadas por granizo, sequía u otros riesgos.

La asesoría de un Productor matriculado será clave para acompañar, guiar, y estar siempre al lado del asegurado, desde el momento en que se toma la póliza, hasta los casos de siniestros. Con un PAS, es siempre más seguro.

Fuente: APAS Córdoba